Home

El Perú es un magnífico país, antiguo y nuevo a la vez, con algunas características que me gustaría resaltar:

300px-Arroz_con_mariscos

1. Una geografía bastante difícil. Esto no es un menudo elemento. Yo, personalmente, le echo “la culpa” de varios problemas nacionales a esta característica. El ideologizado culpa siempre al presidente, al empresario, a la elite, al criollo. Somos todos malos menos él. El simplón y perezoso culpa siempre a las circunstancias. Yo creo que las circunstancias peruanas fueron muy complejas y difíciles. Y en estas circunstancias, los errores u omisiones del líder son aparentemente peores. La geografía peruana merecía solo ella una conquista bélica.

2. Centralista. Lima no es la ciudad más bonita del Perú. Para nada. Pero es la más cómoda. Y en eso, nuestros hermanos españoles no se equivocaron. Podrá ser gris y templada, ni chicha ni limonada, pero es perfecta. Sin extremos, sin sobresaltos. Una ciudad pensada para crecer y crecer, con el mejor clima del Perú. Y bueno, como consecuencia de esto y de una natural tendencia hacia el mercado comercial internacional, el peruano republicano la desarrolló en desmedro de las demás ciudades del interior o de la costa. Esto no ocurría en el Virreinato. En la Colonia Lima miraba al Ande y el Ande era el centro del país. Estamos pagando el precio de un republicanismo fotocopiado. Nos cuesta mucho romper el centralismo. Siendo que Lima es una metrópolis desordenada y caótica, creo que hay muchas oportunidades de “sacar” gente de ella. La inversión privada en las demás regiones del país es la mejor oportunidad para ello.

3. Decoratista en la Costa y desconfiada en la Sierra. Decía Víctor Andrés Belaúnde que el peruano era “decoratista”. Prefería la imagen, la pirotecnia, la apariencia, el parecer, antes que el ser. Cierto. Sin embargo, creo que esto de ser decoratista es más del costeño, diría incluso, del limeño. Somos poseros, bacanes, finteros, con el mejor carro sin aire en la billetera. En la Sierra en cambio, las palabras cuestan el oro que la empresa minera quiere extraer. No es fácil ganarte la confianza del buen serrano. Su tierra es su tierra. Su orgullo es su orgullo. Su familia es su familia. Sus costumbres sus costumbres. Te reto a convencerlo.

Hualgayoc4. La síntesis viviente. Antes de la llegada de los españoles a estas tierras no existía el Perú. El ideologizado anda por ahí diciendo que “nosotros” “fuimos” conquistados por los españoles. Eso es imposible. Los españoles conquistaron una diversidad de pueblos sin identidad cultural, nacional o territorial. De esa conquista surgió una nueva civilización mestiza, ni andina, ni occidental. Nosotros somos el producto de esa síntesis, no lo previo, no algo distinto. Gracias España. Gracias Hombre Andino. Aquí estamos, para servirlos. A España, respetando su legado y la historia misteriosa, espiritual y digna del Virreinato, para mí, nuestra cuna y primera infancia. Al hombre andino, agradeciéndole la conquista del territorio, la domesticación de la geografía peruana y la densidad religiosa y espiritual del Ande, del cerro, de la tierra.

5. La modernidad nos llegó tarde. La historia de la humanidad transcurre de éste a oeste, del Medio Oriente hacia California. Nosotros somos un continente joven en cuanto recibimos casi en último lugar los beneficios y maleficios de la cultura occidental. Así, sin que esto sea necesariamente negativo, es evidente que el pensamiento filosófico y científico surgido de la síntesis europea de la Era de la Cristiandad nos llegó con 500 años de retraso. Somos jóvenes. Estamos aprendiendo. Y esa diferencia aún se siente. A Europa le costó más de 700 años fundar otra vez una especie de unidad. Nosotros no tenemos ni doscientos años libres y ya formamos nuestra UNASUR. El hermano menor aprende del hermano mayor, ahorrando pasos y caídas, esperamos…

mestizaje-marriage-inka

6. No somos “fotocopias” de un país occidental. Pero siendo hermanos menores y reconociendo que el rico pensamiento occidental llegó a estos lares recién en el siglo XVI, cierto es que muchos de los valores que hoy hunden a Europa en una flagrante pobreza cultural, demográfica y social no nos afectan aún y espero nunca nos sean impuestos. Somos testigos de países con tasas de suicidio alarmantes, sociedades ancianas con niveles demográficos negativos, naciones que necesitan inmigrantes puesto que ya no tienen mano de obra “nativa”; en otras palabras, países viejos que pierden su humus, su savia, cada vez que reniegan de su pasado cristiano “medieval”. Aunque esto lo vemos con pena, también sentimos esperanza, puesto que Latinoamérica tiene aún la oportunidad de construir su adultez sobre la síntesis y la reconciliación objetiva, y no sobre la dialéctica laicista, materialista y arrogante del nuevo pensamiento que con paradójico orgullo gusta ser llamado “pensamiento débil”.

5. Somos maravillosos. Finalmente, amigo, nuestra cultura es densa, rica, compleja y fascinante. Desde las ruinas arqueológicas, pasando por las iglesias, las danzas, las fiestas, las costumbres, hasta la gastronomía peruana y los paisajes, resulta que en el Perú no hay pierde. Aquí siempre se come bien, se duerme bien, se camina bien, se mira al cielo y se encuentran estrellas, se mira al mar y se encuentra un buen atardecer, se mira a las cumbres y encontramos cóndores y a precio de país en desarrollo… no del primer mundo. Anda con cuidado, no te subas a cualquier taxi y tendrás con nosotros el viaje de tu vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s